21 mayo 2012

Proyecciones


Espejos circulares, o rectos, o biselados… Espejos manchados de humedad, cascados, deformantes. Espejos cóncavos, convexos, difusos, claros…

Espejos y más espejos que me devuelven mi imagen. Cuál imagen en cada caso?

Espejos de vidrio o de carne y hueso?

En qué clase de espejos me miro? Cuál elijo en cada caso? Por qué? Y para qué propósito recurro a cada uno para verme?

Qué busco ver? Mi réplica? Y entonces para qué tanto individuarme?  Para qué tanto trabajo hasta hallarme diferente y única? Para llorar la soledad de mi propia individuación? Para procurar salir del aislamiento de saberme en un punto tan distinta y no soportarlo y salir a buscar pares?

Espejito, espejito, devolverme mi imagen para saberme. Para saberme? Para vivir enamorándome de mi propio ser que es mi producto mejor logrado? Mi permanente re-creación? Una artesanía trabajosamente mía, tallada con el dolor de los propios desaciertos pulidos a sangre.

Espejito, espejito, me miro y me veo allí, reflejada. Reflejada a veces parcialmente en cada espejo con el cual resueno en alguna de mis facetas pero no en todas.

Espejito de carne ajena que resuena con algunas sincronías a veces más, a veces menos simétricas.

Bola facetada hecha de pedacitos de espejos de carne humana que reflejan parcialidades; algunas partes de mí. Otras no; quedan a la sombra, vedadas a la imagen reflejada.

Espejito de carne humana en el que a veces veo mi sombra y me enojo. O en el que otras veces logro verme más estilizada, o más siniestra y más distorsionada.

Qué espejito busco y cuál necesito encontrar?

El que en una primera instancia me replique en lo más íntimo, haciéndome sentir no tan única y por tanto, sintiéndome más comprendida?

Es que acaso lo más individual y personal no termina siendo en un punto, muchas veces lo más universal y arquetípicamente colectivo?

O busco el espejito que me muestre lo que me falta y que me suplementa aportándomelo?

Espejito de amor narcisista o espejito de amor suplementario que me ayuda a seguir creciendo en lo que no he alcanzado a sacar aún del baúl de mis sombras proyectadas?

Espejito de igual o de opuesto?

O será que necesito partir de ver las zonas comunes primero para luego aventurarme a descubrir las diferencias?

Seguro que las hay. No existen siquiera dos gemelos idénticos. Quizá la réplica de lo idéntico luego reclame la movilización y emergencia de lo diferenciado. Y ese sea un buen punto de partida.

Quién sabe…

 
Lic. Claudia Gentile

Psicóloga clínica con orientación junguiana- Grafóloga pública – Astróloga
Terapias psicológicas tendientes a la individuación - Temas de género- Terapia de parejas -  Talleres de autoconocimiento sobre la conformación de la femineidad - Grupos de reflexión - Grafoterapia.

Terapias presenciales y vía Skype.


mail: grafosintesis@yahoo.com.ar
tel.: 4672-4423 y cel.: 153-343-3665
Skype: usuario: grafosintesis.

Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente enlace: http://www.grafosintesis.blogspot.com/