Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2014

SER Mujer

SER Mujer

Sutil, a veces aparentemente frágil, pero con una fragilidad de acero templado. 
Templado a fuerza de moldear emociones hasta contenerlas en un cántaro. 
Cántaro lleno de aguas primordiales que nos inundan. 
Llanto y sangre y linfas que, como ríos, nos atraviesan momento a momento, moderadas por las mareas de nuestras hormonas. 
Hormonas que laten y nos imprimen sus ritmos. 
Ritmo de fertilidades y de arideces alternantes. 
Fertilidad fecunda cuando nos inundamos; arideces de tierra contenedora cuando en el vaivén nos retraemos.
Paradójicas criaturas somos: buscando contención cuando lo que mejor hacemos es contener. 
Contener la vida palpitante en nuestros vientres fecundos. 
Expulsar para permitir vida, retener para sostener la vida.
Nutrir para darnos. 
Pedir para no secarnos. 
Y como si esto no nos resultara suficiente, también salimos al mundo a crecer y a superarnos, reclamando un poco de espacio en el afuera para seguir sintiéndonos con derecho al derecho, no solo al izqui…

Sueño que despierto

Tiemblo. Siento que tiemblo y que floto. Floto en un temblor vibrante que me arrastra y me succiona. Me suelto. Me suelto al viento que me mece y me lleva. Me despego de algo que, como un lastre, me retenía y me expando. Me expando informe y me siento nube y floto, y floto y floto… La percepción se amplía y deja de ceñirse a los sentidos acotados por órganos sensoriales limitados. Soy percepción, y soy adentro y soy afuera indiferenciado. Soy lo que veo y soy lo que ya no me define. Lo que ya no me define más también soy. Soy a expensas de dejar de ser algo parcializado.
Soy el todo a la vez que sólo una parte holográfica de ese Todo mayor que me contiene, pero que no me limita. Soy cada experiencia humana que ya no es mía ni ajena. Soy cada experiencia animal que ya no es mía ni ajena. Poso mi atención en una piedra de una montaña y soy la piedra, y la montaña, y el lago, y la tierra y los siento latiendo a su ritmo dentro de mí, o dentro de ellos, en simbiosis indiferenciada.  
Y soy …