SER Mujer

SER Mujer

Sutil, a veces aparentemente frágil, pero con una fragilidad de acero templado. 

Templado a fuerza de moldear emociones hasta contenerlas en un cántaro. 

Cántaro lleno de aguas primordiales que nos inundan. 

Llanto y sangre y linfas que, como ríos, nos atraviesan momento a momento, moderadas por las mareas de nuestras hormonas. 

Hormonas que laten y nos imprimen sus ritmos. 

Ritmo de fertilidades y de arideces alternantes. 

Fertilidad fecunda cuando nos inundamos; arideces de tierra contenedora cuando en el vaivén nos retraemos.

Paradójicas criaturas somos: buscando contención cuando lo que mejor hacemos es contener. 

Contener la vida palpitante en nuestros vientres fecundos. 

Expulsar para permitir vida, retener para sostener la vida.
Nutrir para darnos. 

Pedir para no secarnos. 

Y como si esto no nos resultara suficiente, también salimos al mundo a crecer y a superarnos, reclamando un poco de espacio en el afuera para seguir sintiéndonos con derecho al derecho, no solo al izquierdo. Y poder integrarnos.

Bendita la vida que nos ha dado el enorme privilegio de nacer mujeres en la época justa, en el momento apropiado, con todas las oportunidades que este histórico momento de libertades nos ofrece. 

Con todo el derecho a poder elegir libremente nuestras vidas.

Con un compañero pero sin ser posesión de ese compañero sino pares.

Benditas mis hermanas de género y bendita la responsabilidad que tenemos de criar nuevos hombres que no respondan a los lineamientos decadentes patriarcales, sino hombres responsables y equitativos que respeten a la mujer sin adueñarse de ella ni subordinarse a ella.

Bendito el acceso a la cultura que hemos logrado, bendito el papel que en la cultura estamos reclamando y ejerciendo.

Honremos el hermoso privilegio de Ser Mujer.

Agrego un bello poema que encontré por ahí y que me parece sublime. De una mujer individuada. De una MUJER:





EGOISTAMENTE ..YO 


Respiro , vivo, siento.

Suelto amarras y creo en mi.
Me reinvento en la vida y en al amor.
Surjo de la oscuridad , 
luminosa y etérea, 
Me diluyo, 
difuminado en mi piel las tristezas.



Me poseo a mi misma y en mi misma, 

ante el espejo me contemplo, 
me quiero, me cuido, me acaricio.



Me siento, 

dueña de mi y mis silencios, 
de lo que digo y lo que pienso.



Y lo que siento 

Mis palabras cobran sentido, 
en mi lengua las respiro,
las inhalo y las exhalo con el viento, 
Soy del viento
y en el viento me remonto al infinito.



Yo soy libre

Solo yo me encadeno a un sentimiento , 
si lo siento.



Solo yo te permito existir dentro de mi.

Habitarme, poseer, encadenarme,
Ser mi dueño .
En la loca manera de sentir



Marelia




Lic. Claudia Beatriz Gentile

Psicóloga clínica con orientación junguiana – Grafóloga Pública - Astróloga


Temas de género - Terapia individual y de pareja - Talleres de 

autoconocimiento - Grupos de reflexión - Cursos de grafología   - 

Grafoterapia


mail: grafosintesis@gmail.com


Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente 



Entradas más populares de este blog

Cambiar la piel: Una reflexión sobre los apegos y los arraigos.

Inmadurez emocional masculina: Los hombres están cada vez más histéricos

Grafología: Carta suicida escrita con sangre