Grafología: La grafología y la teoría del apego

Correlación entre grafología y Psicología:

Bowlby y la Teoría del Apego

Introducción

En este pequeño artículo quisiera establecer una correlación, a modo de hipótesis, entre los significados grafológicos de los márgenes derecho e izquierdo y la inclinación de la letra por un lado, y la Teoría del Apego de John Bowlby, por el otro.

Es, desde ya, un tema que excede el recorte que he efectuado, pero abre la posibilidad de un más amplio estudio que pudiera efectuarse al respecto. Vale decir, el tema no se agota en este recorte. Hay otras variables que corroboran esta hipótesis que no he tomado en consideración en esta oportunidad. Vaya pues este trabajo a modo de introducción al tema, especialmente dedicado a mi profesora de Clínica de Niños, la Lic. Alicia Fagliano, aunque no esté de acuerdo con mi enfoque epistemológico, pero fue ella la que me introdujo a estos conceptos y por ello, mi agradecimiento.

Evaluación grafológica

Cuando estamos frente a un escrito, la línea vertical que se puede trazar a partir del margen izquierdo dejado por el escritor es muy significativa. Este margen nos revela qué tan apegada está la persona al pasado en general, a su origen, más específicamente, nos muestra el tipo de vínculo que mantiene con lo que, ya de adulto, representa simbólicamente la introyección del vínculo materno que construyó tempranamente con su madre o con el cuidador que cumplió esta función. Así, un escrito que deje escaso o ausente margen izquierdo, nos revelará que se trata de una persona con mucha necesidad de ampararse en vínculos familiares estrechos, entre otras cosas.

Margen izquierdo


M.I. pequeño- normal- amplio


Veamos otro género escritural: la inclinación de las letras según su eje vertical. Evaluaremos entonces si todas las letras que lo presentan, por ejemplo, las “t”, las “f”, las “p”, todas con estructura vertical, tienden a inclinarse a la derecha, a la izquierda o están a 90º, verticalizadas.










Este rasgo nos dirá la tendencia del individuo a vincularse con objetos externos ajenos al entorno íntimo (cuando están los ejes inclinados a la derecha), a tender más al vínculo con personas de su entorno íntimo familiar y con el pasado (inclinación hacia la izquierda), o a mantener una postura más neutral y controlada cuando la letra tiende a la verticalidad.

Margen derecho y la capacidad exploratoria

La línea que puede trazarse siguiendo el último trazo de cada renglón del lado derecho nos muestra el margen derecho del escrito. Este margen, en este recorte sintético que estoy efectuando, nos indica el grado de vinculación con el futuro, la capacidad exploratoria del individuo, la relación con los otros ajenos al grupo familiar, el vínculo social que establece la persona con el mundo.

Breve recorte de la Teoría del apego

La teoría del apego de Bowlby plantea que si durante la conformación de los primeros vínculos de la persona, la madre pudo estar presente facilitado un apego seguro emocional del niño hacia ella, aquél entonces habrá sido capaz de sentir confianza en el vínculo, comprobando que la presencia materna estuvo cuando la requirió. Cuando se consolida este vínculo y se internaliza esta presencia, los niveles de angustia ante lo desconocido descienden, posibilitando al niño empezar a deambular y explorar su entorno, con la seguridad de saberse cobijado por este vínculo cada vez que algo lo atemorice y quiera regresar.

Vale decir, un niño que pudo construir un vínculo de confianza con la madre, y no quedó sofocado por el apego a esta figura, ni desatendido, sino que por el contrario, fue la madre quien le posibilitó un paulatino despegue seguro de su regazo para facilitarle la exploración de lo desconocido, entonces con seguridad, esta madre le dio paso al padre para que cumpliera su función: participar en esta díada madre-hijo, triangularla para cortar este lazo tan estrecho, y constituir este segundo apego a la figura paterna que es el que simbólicamente le abre las puertas al niño para que pueda salir de este entorno cuidado del hogar, y le muestra el mundo exterior. La madre, luego de permitirle al niño la conformación de este primer vínculo, le pasa entonces la posta al padre, que es quien le amplía las dimensiones del territorio a explorar, y le muestra un mundo más amplio que excede el territorio de lo familiar y que abarca lo social, lo externo, los nuevos contactos, la cultura.

Vinculación con la grafología

Volviendo a la mirada grafológica, y analizando la relación de estos dos aspectos gráficos-márgenes derecho e izquierdo e inclinación-, podemos hacer un recorte en el análisis global del escrito, para tener un panorama general del tipo de vínculos que grabó como su propia modalidad vincular el escribiente, ya adulto.

Dos combinaciones posibles

Margen izquierdo ausente o muy pequeño, letra inclinada hacia la izquierda, margen derecho amplio:

La persona estableció un vínculo de apego muy estrecho con su madre, con una gran necesidad de vinculación con ella; una dependencia que impide su capacidad exploratoria hacia el ámbito representado por el margen derecho. El exceso de dependencia impidió que se estableciera un pasaje al apego paterno. Esto imposibilitó una adecuada salida al mundo fuera del hogar. Podremos entonces buscar en el escrito signos que confirmen: inseguridad, timidez, desconfianza, miedo a los contactos sociales, necesidad de resguardo y protección, dependencia, desconfianza hacia las relaciones con los hombres, inmadurez emocional, narcisismo, entre otros.

Otro rasgo que está íntimamente vinculado a esta mirada sobre lo vincular lo conforma la presencia de letras adosadas. Son aquellas que no dejan espacio entre sí, dos letras dentro de la palabra que aparecen una montada sobre la otra. Si hay una constancia en la aparición de letras adosadas en un escrito con estas características de apego dependiente, ellas confirman la necesidad de establecer contactos simbióticos con los demás, o sea un grado de dependencia excesivo de la persona, consecuentemente una baja autonomía, inmadurez emocional, nula individuación.

Ejemplo de letras adosadas. Ver la palabra “mamá”.


Margen izquierdo normal, letra inclinada hacia la derecha, margen derecho pequeño a normal:

En este caso se daría el fenómeno contrario: la persona se sintió segura en su vínculo con una madre que estuvo presente cuando se la requirió, en cuyo caso la impronta de vínculo seguro quedó grabada en el individuo, que pudo pasar disminuyendo el apego a la figura materna, a un apego a la figura paterna que le permitió explorar lo desconocido, ajeno al ámbito del hogar. La función paterna fue facilitada por esta madre y la persona entonces pudo salir a establecer contactos sociales adecuados, proyectarse al futuro con confianza, establecer relaciones adecuadas con el sexo masculino, desarrollar sus capacidades cognitivas explorando con placer aquello que desconoce, plantearse proyectos posibles, lograr autonomía; o sea, proyectarse a lo que implica entonces el margen derecho.

Estas son solo dos alternativas de otras tantas combinatorias posibles. Podría agregar que cuando la inclinación es oscilante, vale decir, cuando coexisten los tres tipos de inclinación en un mismo escrito, el vínculo de apego ha sido ambiguo. El niño no habrá tenido una madre constante en sus afectos y en su presencia. Como consecuencia de esto, el modo de establecer vínculos del adulto tenderá también a la ambivalencia emocional, pasando de la necesidad de confianza en el otro a la desconfianza. Seguramente esto se verá reflejado en el tipo de margen derecho que efectúe. Es factible encontrar entonces un margen derecho irregular, que también reforzará la significación de ambivalencia afectiva que hemos mencionado.

Claudia Gentile
Grafóloga Pública
Mail: grafosintesis@yahoo.com.ar
Tel.: 4672-4423 cel.: 153-343-3665
Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente enlace:
Grafología Y Psicología por Claudia Gentile
Te invito a visitar mi otro blog: http://www.grafosintesis.fullblog.com.ar/

Entradas más populares de este blog

Cambiar la piel: Una reflexión sobre los apegos y los arraigos.

Inmadurez emocional masculina: Los hombres están cada vez más histéricos

Grafología: Carta suicida escrita con sangre