Ir al contenido principal

Grafología: Carta suicida escrita con sangre


Cartas. Cartas y más cartas. Cuántas cartas habré analizado en mi vida? Cartas de amor, cartas de solicitud de empleo, cartas de amigos, cartas de perdón, cartas pidiendo reconciliación.


Y un par de cartas suicidas.

Debo admitir que nunca tuve una directamente en las manos. Me tocó analizarlas, pero en “laboratorio”, mientras estudiaba.

Venían en una bolsita que las preservaba. El cuerpo de la carta preservado en una bolsita. Prolongando ad eternum ese último pedido, desde el dolor, explicando un por qué que volviera más entendible el acto. Ese último acto.

Hoy quiero leer otro tipo de carta suicida.

Y es que hoy alguien se mató arrojándose a las vías de un tren.  Alguien más. Uno más entre tantos.

Y el cuerpo que quedó encerrado en una bolsita no era el cuerpo de un escrito. Y la tinta con que fue escrito ese grito de dolor no era azul.

Siempre evaluamos al analizar un escrito, la circunstancia que estaba atravesando su autor, entre otras cosas, y a quién estaba dirigido.

Tomo a la realidad como una narración y a este episodio como un texto, y me pregunto:

En este texto, las circunstancias están claras, pero quién es el destinatario? A quién llega y a quién afecta este acto?


Pensemos que el tren tuvo que esperar a la ambulancia, a los bomberos, a la policía. Más de una hora de demoras detuvieron esta escena ante el espanto de todos esos seres anónimos y eventuales a los que les tocó ser testigos. Testigos, pero receptores, destinatarios de este acto.

Más que una carta íntima dirigida a otro en particular, esto parece un cartel, unos pasacalles puestos en el espacio público. Para que lo público tenga en cuenta a este ser privado y anónimo. Privado de qué?, me pregunto. Privado de ser escuchado en los ámbitos sociales a los que parece estar dirigido su último acto de comunicación.

Ahora, y esto ya es un análisis absolutamente reflexivo y personal, ya que no conozco más datos del episodio que los que acabo de describir, yo me pregunto: habiendo tantos modos más privados de intentar quitarse la vida, por qué en su desesperación esta persona habrá apelado a hacerlo en un espacio público?

Y viendo los efectos de este acto hasta puedo equipararlo a los efectos de un piquete, de un corte de calles. Una detención del movimiento público como vía de efectivizar un reclamo que no fue alojado por las autoridades del modo esperado. Un reclamo que tuvo instancias anteriores menos rotundas, pero infructuosas.

Qué demandas anteriores no atendidas, hechas a los representantes de la función pública habrá efectuado esta persona antes de llegar a esta situación?

Qué otros textos anteriores habrá escrito que no fueron leídos ni tenidos en cuenta?


Qué nos pasa como sociedad que tenemos que gritar, que cortar calles, convocar a los medios o esperar que más gente muera para lograr algún atisbo de respuesta de nuestros dirigentes, sordos a los reclamos sociales?

Estaré divagando demasiado con esta reflexión? Será un análisis muy personal y subjetivo de un hecho del que desconozco más datos como para poder abordarlo de otra forma? Vale tomarlo como un emergente social, sumado a otros casos similares, y no como la emergencia de una particularidad?


Me gustaría seguir pensándolo con la ayuda de ustedes.


Primera adenda: 

 Hoy, 24 de septiembre del 2009, recibí un comentario de una lectora que me parece pertinente pegar a continuación de mi artículo, porque se entretejen y se contestan. Gracias Lorena, y gracias a todos los que aportaron sus enfoques.
Aquí va:

"Hola, no es casual que haya llegado aqui. Estaba buscando en google un poema llamado "sincronicidad" de Virgina Gawel, y no sé cómo, mi busqueda "cayó" en tu articulo. Hace exactamente un año, mi papa se suicido arrojandose a las vias del subte. He analizado las causas y comprendo y perdono a este hermoso ser que fue mi papa, y hoy tu publicación me hizo pensar en algo. El era una persona que escribia bellísimamente. Todavia guardo algunos de sus escritos. En ese estilo tan bello que tenia para escribir habia realizado muchos reclamos a lo largo de su vida, a distintos funcionarios por distintas cuestiones. Unos meses antes de "morir" le habia escrito 2 cartas a la presidenta, preguntándole por qué muchas cosas, y entre otras, por qué nunca le habían devuelto todo su dinero (los ahorros de toda una vida), arrojado al corralito. En respuesta a sus cartas, recibio 2 fríos documentos, detallando numero de juzgado, etc. al que tenia que dirigirse. Siempre pienso que hubiera deseado una respuesta más bella. Algo parecido a sus cartas. Claro que este no fue el motivo de su decision final, pero me parece muy interesante tu reflexion, y no creo que estes divagando demasiado.

Te mando un beso. Gracias.
Lorena"


Adenda al 18/09/2013

Y como la vida misma sigue entramando historias, acabo de ver una nota de un diario de la República Dominicana, en la que otra historia similar cobra estado público. Lo curioso de esta "carta suicida" es que el joven que se suicidó con un disparo, se la escribió sobre su brazo.



“Yanet, amor mío, cuídate mucho que tus recuerdos se fueron conmigo en mi corazón. En mi pecho tengo tu verdadero nombre Yuderkis, por favor, perdóname dejarte sola”, escribió en su antebrazo izquierdo.

Un joven de 23 años se suicidó la tarde de este domingo en el parque Libertad de Ocoa, de un tiro en la cabeza y en su antebrazo izquierdo escribió una nota de despedida a una joven que al parecer amaba. (...)  El joven suicida fue identificado como Jorge Leonidas Castillo Olaverria, residente en el Distrito Municila de La Ciénaga del Naranjal, según escribió en su cuenta de Facebook, Francisco Casado Arias. (...)  Junto a la nota, el joven suicida dejó un nombre y un número de teléfono para que notifiquen su muerte.



Lic. Claudia Gentile
Psicóloga UdeMM- Grafóloga Emerson-Astróloga


Cursos de grafología - Talleres de autoconocimiento - Grupos de reflexión - Terapias psicológicas - Grafoterapia
mail: grafosintesis@yahoo.com.ar
tel.: 4672-4423 y cel.: 153-343-3665
Skype: usuario: grafosintesis.


Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente enlace: http://www.grafosintesis.blogspot.com/

Lo más leído

Esposa o puta? Una lectura del arquetipo de Eva desde dos de sus aristas

Hace mucho empecé a vislumbrar dos arquetipos femeninos: Eva y Lilith, las dos mujeres primordiales.


Lilith, la primera mujer de Adán, hecha como su par según el Talmud, o sea, creada con el mismo barro, que se mandó a mudar del Paraíso cuando el susodicho quiso someterla sexualmente. Nuestro primer hombre quedó solito. Le pidió Dios que le pusiera nombre a los animales, le hizo enfilar parejas de bestias para que las nominara, y ahí nuestro padre primigenio se avivó de que hasta las cucarachas venían de a dos y él no, entonces le pidió a Dios que le hiciera otra compañera, pero más sumisa a él. Fue entonces cuando Dios le sacó una costillita y le hizo a Eva. Vale decir, esta dama no estaba hecha de su mismo barro,  como par. No. El centro de Eva era Adán, y ella era su satélite, su costillita. El cerebro de Eva estaba en la cabeza de Adán, y ella lo satelitaba. O sea, el deseo y la voluntad quedaron del lado de Adán y a su servicio estaba Eva.
El tema es largo en serio, acá solo pong…

Cambiar la piel: Una reflexión sobre los apegos y los arraigos.

El síntoma es insidioso. Insiste, insiste... Parece el pájaro carpintero que, como en la publicidad, te taladra el cerebro. Pero muchas veces no es tan gráfico, y no te taladra el cerebro, sino que te muerde el cuerpo de distintas maneras.

Lo hace de maldito que es? Lo querés correr y entonces es cuando más se esfuerza en permanecer ahí, silente pero hablando a gritos. Pero claro, hay que ser semiólogo y saber interpretar su idioma. Y no nacimos políglotas. Habla en un lenguaje que no se esmeraron en enseñarnos con tanto ahínco como nuestra lengua materna. Y se va aprendiendo de a poco esa semiología que permite, al menos en un primer momento, verlo como signo: una tos persistente, una idea que nos hace ruido pero no podemos terminar de entender, una enfermedad que ya se hizo crónica…de tanto insistir en que la atendamos. Y si nos quedamos atendiendo el signo, tratando de ponerle un parche a la consecuencia en vez de atacar la causa, perdemos. Seguirá insistiendo en mostrarse. Y es qu…

El Ego y sus máscaras

Nacemos indiferenciados. En una especie de maroma simbiótico entre nosotros y el medio. Indiferenciados. Lenta y paulatinamente nuestra madre va poniéndole nombres a las cosas. Incluso a nosotros. Se va armando paulatinamente (el proceso es largo, no me detengo ni en eso ni en tecnicismos), en virtud a esa separatividad necesaria y operativa, la idea de unicidad, o sea el Ego o el Yo, en oposición a eso otro externo que es el Tú y lo otro.
Entramos en la binariedad de la encarnación (lo dual naciendo a partir de esta partición Yo-Tú, bueno, malo, dios-diablo, etc, etc.) . Y empezamos a cargar a nuestro yo  cada vez con más significantes que van lo van definiendo . Soy esto, aquello y lo otro (en oposición a lo que no me define, o sea, a lo que siento que no soy). Y se va fortaleciendo sanamente nuestro Ego. Hasta acá, un proceso sano. Si somos rígidos, sonamos. No podemos llegar a entender que eso que nos define también nos limita a seguir creciendo y conoci…

Angustia Oral- Qué como cuando como?

Oralidad
Necesito comer. Comer. Comer. Y engordo. Mucho más. Y sigo comiendo, y engordo y sigo necesitando comer.
Comer: por hambre? Hambre de qué? Qué necesito destruir? De qué me quiero apropiar? Qué nutrientes me siguen haciendo falta que como y como y no sacio el hambre? Destruir algo para apropiarme de su esencia. Será comida lo que verdaderamente necesita mi  Ser? Qué tipo de nutrientes busca? Qué necesita destruir en el entorno? De qué necesita apropiarse? De qué quiere apoderarse? De una milanesa o de algo en el entorno? Poder apropiarse de algo del entorno que no sabe qué es y come y come hasta alcanzarlo, pero como sigue sin saber qué es, sólo sabe que necesita algo y lo busca siempre en los mismos lugares…. La heladera? Y sigue, y sigue abriendo la heladera que está fría pero es el lugar conocido. Y si abro la puerta? No, da miedo. Vuelvo al televisor y a la heladera. Conocidos. Seguros. Sí, seguro que no me satisfacen.
 Y sigo poniendo la misma mejilla al asunto, no cambio d…

Inmadurez emocional masculina: Los hombres están cada vez más histéricos

 “Los hombres están cada vez más histéricos”
No dejo de escuchar esta frase. Pacientes mujeres, amigas, conocidas, contactos del face… por donde quiera la escucho. Y la digo yo también de cosecha propia, qué negarlo? Dentro y fuera del contexto psicológico. Dicha desde el saber profano. Y qué significará???


Antes cuando éramos chicas, escuchar esta frase era de boca de los hombres y referida a las damitas que provocaban al chico y luego evitaban la intimidad. Se iban al mazo, decían ellos. Y… es un clásico de la adolescencia, o al menos lo era por allá, lejos y hace tiempo; ahora las adolescentes tienen otros modos, pero eso es motivo de otra reflexión, no de ésta.


Y qué definimos las mujeres al decir que los hombres están cada vez más histéricos? Eso mismo. Un masculino “Vengo y me voy”.” Toco y huyo.”  Pero no es que ahora se empeñen los varones en evitar la intimidad sexual como las adolescentes de antaño. Nooo, de esa intimidad no estamos hablando. Creo, analizo, pienso, siento que l…

La sagrada familia. Una visión sobre modelos televisivos de familia de la modernidad y de la postmodernidad

Al sujeto, en cada etapa histórica, lo construye su cultura. Cultura en la que, a la vez, el sujeto es actuante y co-creador. En un rulo de recurrencias, el sujeto coparticipa en la creación de la cultura, a la vez que es moldeado por ella.


Muy postmoderno. Muy entendible. También muy atendible que en la época del resurgimiento del sujeto que piensa, actúa, se pregunta y se permite cuestionar los modelos culturales de la modernidad, desde las ortodoxias surjan los conservadores, sujetos hegemónicos del discurso de la modernidad, tratando de preservar los valores que el sujeto de la postmodernidad se empeña en modificar o en arrasar directamente, porque ya ese paradigma no le alcanza: lo sofoca y le impide crecer.
Y si hay un sujeto que no está dispuesto a perder su poder (sujeto a mandatos, obvio), conservador a ultranza, tradicionalista, sujeto hegemónico del discurso del patriarcado judeo-cristiano, ese es el sujeto por antonomasia de la ultra derecha conservadora católica.
Cómo actú…