Ambiente gráfico positivo o negativo?

Ayer recibí por mail la consulta que pego a continuación:
Hola. Ya sé que usted no se dedica a resolver dudas. Tiene su negocio. Estudié grafología hace años y aunque no me dedico profesionalmente a esto, sigo interesado en el tema. Si fuera tan amable de responderme a esta pregunta... ya que nadie ha sabido sacarme de la duda, y la verdad, no sé como proceden los demás grafólogos.
Ahi va:
En teoría, cuando se analiza un escrito hay que ver el nivel positivo o negativo del "ambiente". Pongamos un 60% positivo y 40 negativo. Es igual, en realidad. Si el ambiente es positivo, de donde sacamos los defectos?. O al contrario. ¿Dónde buscamos las cosas buenas, cuando el ambiente en negativo?. En las interpretaciones de la escritura nos dan 3 opciones: general, positivo, negativo. Si fuera ambiente positivo, solo nos saldrían cosas positivas acerca de ella, lo cual no es realista, pues todos tenemos defectos. ¿Cómo proceder entonces?. ¿Cómo saber cuándo tenemos que escoger entre el lado bueno o malo de la escritura.
Esa es mi duda.
Gracias.
Aquí mi respuesta:

Hola,
muy interesante su pregunta y creo tener una opinión formada al respecto:
El tratado de hermetismo El Kybalión enuncia entre sus axiomas: "Todo es relativo, toda verdad es una verdad a media. Los extremos de las paradojas se concilian".
Qué quiero decir con ésto? Que por más positivo que sea el ambiente gráfico, siempre debería observarse de soslayo la contracara de esa "virtud", para tener presente que en un momento "desafortunado" el individuo en cuestión podría dejar de ser funcional al respecto y mostrar la contracara disfuncional de esa característica.
Pongamos por caso una letra pequeña, apretada, con buen aprovechamiento del espacio. Sabemos que si la letra es clara, legible, está bien distribuído el texto en la página, etc, etc, nos dará un ambiente positivo y lo interpretaremos como "buen aprovechamiento del tiempo y del dinero", verdad? Pues preguntémosle a la esposa del escribiente si en momentos en los que ella decide hacer un gasto que excede la estrechez de miras de su marido, éste no se torna ante su mirada en un avaro (interpretación negativa) y se ensaña con ella diciéndole que ese gasto no responde a la satisfacción de lo que él considera una necesidad básica. En este caso este rasgo podría ser funcional a la hora de evaluarlo para un empleo de administrador, por ejemplo, pero el otro lado de la moneda puede aparecer siempre.

Pongamos otro ejemplo: Ambiente gráfico positivo con 60% de óvalos abiertos a la derecha, letra dextrógira, margen derecho pequeño, irregular, temperamento nervioso. O sea, tenemos gestos de impulsividad, primariedad, y sobre todo de buena comunicación, abierta y franca, con los demás del ámbito social. Supongamos (escuché el caso, por eso lo pongo aquí), que la persona en cuestión sea una doctora que efectúa ecografías a embarazadas. La dama en cuestión le dice a su paciente primeriza "Nena, ojalá que esté todo bien, porque hoy ya encontré un bebé muerto en la panza de una chica y ya de complicaciones por hoy, basta". Cómo juega acá la sinceridad? Cómo no temer con una persona tan abierta y franca que estos aspectos negativos de su franqueza terminen hiriendo y lastimando a alguien en su afán de comunicar con apertura y sinceridad lo que siente y piensa?
Por eso yo siempre evalúo las dos caras. Y consigno: en situaciones favorables la persona puede responder de esta y esta otra manera, pero en momentos de estress, de desestabilidad puede que suceda que se agudice el aspecto y salga la vertiente negativa. Sobre todo cuando se trata de un escrito en donde no se ve claramente que predomine lo positivo en un 100%.
Bueno, espero le haya servido.

Claudia Gentile
Grafóloga Pública
mail: grafosintesis@yahoo.com.ar
tel.: 4672-4423 y cel.: 153-343-3665

Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente enlace:Grafología Y Psicología por Claudia Gentile

Te invito a visitar mi otro blog: http://www.grafosintesis.fullblog.com.ar/

Entradas más populares de este blog

Cambiar la piel: Una reflexión sobre los apegos y los arraigos.

Inmadurez emocional masculina: Los hombres están cada vez más histéricos

Grafología: Carta suicida escrita con sangre