Parciales, entregas y supervisiones-



¿Cuál es la mejor técnica para aprender grafología?


No se trata en este caso de emprender esta disciplina solamente leyendo textos. Esto sí enriquece a posteriori, cuando uno ya sabe qué mirar, cómo conciliar toda la información recabada género a género en un perfil, y tiene la práctica suficiente como para avanzar sin demasiadas dudas. Entonces investigar suma visiones e interpretaciones.


Pero para una persona en formación, no hay nada que pueda reemplazar la marcación, corrección y práctica supervisada. Debemos como docentes enseñar a ver a aquellos que no tienen aún la mirada entrenada. Para eso es necesario medir, medir y medir. Aprender a ver bajo la lupa. Pero con un criterio. No se trata de fijar como consigna medir la altura de todos los óvalos de un escrito si desconozco qué información me aporta esa medición. Al medir voy confirmando o descartando una hipótesis previa. Habrá un nervioso como segundo temperamento? Será por eso que hay tanta irregularidad de tamaño? En este caso, no tiene demasiado sentido medir absolutamente todo, sino corroborar con un muestreo por cuadrante este fenómeno. Luego sigo aventurando: si es nervioso, debería haber fallas en la presión. A ver... Y también los puntos tendrían que estar a distancias irregulares, a ver...


Así va cobrando sentido el análisis; direccionalidad. Y esto se logra con alguien que nos vaya guiando en los primeros pasos. Que nos vaya mostrando cómo medir, qué medir, para qué medir.


Y por falta de tiempo eso es lo que está fallando en los institutos que atiborran a los alumnos de leyes gráficas y de teorías que obligan a repetir de memoria, pero olvidan la esencia del aprendizaje, lo que lo hace único: la práctica supervisada, la corrección en clase. Que es fundamental; lejos de ser una pérdida de tiempo es lo que diferencia a un grafólogo de un experto en teoría grafológica.


Sin esta guía, estoy observando el desaliento y la insatisfacción que sienten aquellos que ven frustradas sus expectativas tras las aparentes derrotas en los parciales que son tomados a vuelo de cóndor, con apuro por responder más a un programa que a un grupo humano, con puntos que ni siquiera se terminaron de explicar en clase.


A todos ellos me dirijo brindando mi apoyo y 27 años de experiencia practicando y enseñando grafología. Los talleres vivenciales y netamente prácticos son un modo directo de abordar la práctica grafológica analizando escritos desde las primeras clases a partir de la teoría, en implementación directa con la práctica supervisada de lo comprendido intelectualmente.


Claudia Gentile
Psicóloga UdeMM- Grafóloga Emerson-Astróloga
mail:
grafosintesis@yahoo.com.ar

tel.: 4672-4423 y cel.: 153-343-3665

Skype: usuario: grafosintesis.

Para ir al comienzo del blog pulse en el siguiente enlace: Grafología Y Psicología por Claudia Gentile


mi otro blog: http://www.grafosintesis.fullblog.com.ar/


Entradas más populares de este blog

Cambiar la piel: Una reflexión sobre los apegos y los arraigos.

Inmadurez emocional masculina: Los hombres están cada vez más histéricos

Grafología: Carta suicida escrita con sangre